Elecciones Andalucía: el PSOE se hunde, la izquierda pierde la mayoría y VOX arrasa

Autor: Mediterraneo Digital

0
256

Vuelco electoral. Resultado histórico. Andalucía pasa página. Nuevo capítulo en la vida política española. La derecha puede gobernar por primer vez en la región y romper con cuatro décadas ininterrumpidas de gobiernos del PSOE, que ha estado al mando de la autonomía andaluza desde las primeras elecciones democráticas.

El indiscutible batacazo de Susana Díaz, que sufre un castigo inesperado en su virulencia (pierde de una tacada 14 diputados y casi 7,5 puntos porcentuales) y sobre todo la irrupción inusitada de VOX en el Parlamento andaluz podrían hacer posible el cambio que se resistía en Andalucía convocatoria tras convocatoria, con una contumacia que ha sido objeto de sesudos análisis dentro y fuera de la comunidad.

 

 

El PSOE, pasando de 47 a 33 escaños, se desploma tras más de tres décadas en el poder. El PP, con 26, y el peor resultado de su historia, podría alcanzar la presidencia de la Junta de Andalucía si pacta con el bloque de derechas, que por primera vez es mayoría parlamentaria. Paradojas colaterales de la aritmética política.

Ciudadanos se mantiene como tercera fuerza y crece hasta los 21 diputados, seguido de Adelante Andalucía, la confluencia de la extrema izquierda y los comunistas, que obtiene 17 escaños, y pierde 3  frente a los 20 que lograron Podemos (15) e IU (5) por separado en las elecciones de 2015. No hace falta decir nada más.

Y el gran vencedor de la noche, VOX, el partido identitario liderado por Santiago Abascal, que rebasa todas las expectativas e irrumpe en la vida política nacional consiguiendo 12 escaños, más de 350.000 votos y lo más importante: la llave del próximo gobierno andaluz. Entrando a las Instituciones por la puerta grande, al sur, el tradicional feudo de los del puño y la rosa, haciendo historia en mayúsculas.

Ya nada volverá a ser igual después de las elecciones andaluzas. VOX ya está aquí. Y ha venido para quedarse.